SOLOFRA EN BREVE


Solofra estÓ situada en un Valle de los Montes Picentini, abierta en la llanura di Montoro-S. Severino que hace de conexi˛n entre la cuenca de los rýos del Irno y del Sarno, y son un nudo importante y vitÓl de la llanura Campana. La ciudad ha sido favorita en su historia y en su economýa, por esta particularidad.

Su territorio fuŔ sede de una avanzada "sannita", sobre la via de comunicaci˛n entre el Valle Sabato y el Valle Irno y de la instalaci˛n de la Colonia romana de Abellium. Con las invasiones, sus barrancos al pie de las monta˝as acogieron dos fortalezas (o defensas) medievales, protegidas por la Parroquia rurÓl de S. Angelo y S. Maria, que fuŔ un importante lugar de fuerza y uni˛n en la formaci˛n de la identidad popular. Esto agrav˛ las actividades Solofranas hacia Salerno del cual dependýa y del cual el territorio fuŔ tributario.

Ocupada por los Longobardi, fue absorbida por el Ducato de Benevento y form˛ parte del "gastaldato di Rota" (S. Severino). En Ŕsta Ŕpoca el Valle estaba dividido en dos entidades territoriales: el locum Solofre y el de Santa Agata.

En el perýodo normano-svevo, Solofra se convirti˛ en "vico" y form˛ primero: parte del condado de Rota y despuŔs del feudo de los Tricarico, con los cuales alcanz˛ la autonomýa territoriÓl y administraci˛n (S. XIII), convirtiŔndose en fuedo de Giordano Tricarico. DespuŔs fue asignada por su hermano, Giacomo, como dote a la hija Giordana, esposa de Advino Filangieri de Candida. Los Filangieri favorecieron el lazo con la realidad artesano-mercantýl de Salerno y construyeron en el centro mercantýl de Solofra, la platea p¨blica, el convento de los Agostiniani (segunda mitÓd del S. XIV).

DespuŔs de la extinci˛n de la rama de los Filangieri, el Feudo pas˛ a los Zurlo de Napoles y a los Della Tolfa di Serino y despuŔs de un breve parŔntesis de autonomýa del feudal (1535-1555), pas˛ a los Orsini di Gravina que transfirieron al feudo, el týtulo de su principado y que lo llevaron hasta la desaparici˛n del feudalismo (1809).

 

En la historia de Solofra se encuentra una importante lýnea reinvindicativa por la defensa de sus actividades artesano-mercantiles, en funci˛n antifeudal, que se expres˛ en un significativo episodio de lucha ciudadana de oposici˛n a los Orsini (entre el finÓl del S. XVII y el inicio del S. XVIII) y que dirigi˛ el iluminismo Solofrano, des embocando en la revoluci˛n "partenopea" del a˝o 1799.

Importante fuŔ tambiŔn, la participaci˛n en los movimientos carboneros del 1820-1821, con la formaci˛n de cuatro puestos de venta; y a las reinvindi-caciones obreras de principios de siglo con el desarrollo de una celula socialista que comprendýa tanto a Solofra como a Santa Agata.

 

__________________________________________________

 

La ciudad se caracteriza por la actividad del curtido de pieles, que naci˛ en ese lugar como en todas las realidades pastorales; que permaneci˛ allý por las favorables condi-ciones ambientales adquiriendo una impor-tancia siempre mayor.

 

╚sta, en efecto, form˛ parte de un negocio especializado en la producci˛n y en la elaboraci˛n de productos pastoriles - lana y pieles - , que gravitaba en el mercado de Salerno, y que comprendýa tambiŔn los casales de Giffoni y de S. Severino, con los cuales tuvo intensas relaciones.

 

Se puede tomar el signo de importancia de la realidad artesano-mercantýl de Solofra si se tiene presente que, en los comienzos del S. XVI, tenýa un desarrollo urbano de quince casas, que sobre el territorio no habýa menos de cuarenta lugares en los cuales se elabo-raban una gran variedad de productos derivados de la curtiembre, ˛ptimos para la industria del calzado,

 

"inpigna, levantesche", en la elaboraci˛n de pergaminos, suelas, "coiramine, scardese, vache levantesche", de Sicilia, alejandrinos, sarde˝os, pieles curtidas "in galla", "di som-macco, de calce, di mortella in bianco",

 

se practicaban diversas artes ligadas a la curtiembre

 

"de coraria, de mercanzia, de viaticaria", en la fabricaci˛n de calzados y para hacer cuerdas y "coiramine, de corredare, de far auropelle", para hacer membranas de papel, para vender lana, para hacer "mortella", para hacer "summacchi".

 

A Ŕstas, se deben agregar las actividades locales "salatura" y elaboraci˛n de las carnes "suine" que surgen en el perýodo longobardo,y el arte del "battiloro", en el cual los arte-sanos alcanzaron una especializaci˛n propia, y particular valentýa.

 

Se habýa creado un verdadero polo de los productos de la industria "armentizia", que alimentaba una verdadera realidad mercantýl.

 

 

á

Testimonio de esta condici˛n social y econ˛mica es la magnýfica "Collegiata di San Michele Arcangelo", ahora monumento nacionÓl, que fuŔ construido en la antigua Par-roquia Rural, destruida en los inicios del S. XVI, justamente para dar lugar a una Iglesia mejor representativa.

 

Los Orsini se instalaron con un palacio propio (segunda mitÓd del S. XVI), frente a la "Collegiata" de modo que esta Órea donde surge tambiŔn nel palacio de los Zurlo, se califica como el centro hist˛rico mÓs significativo de la realidad locÓl. Ellos la enri-quecieron con el "Monasterio de S. Marýa delle Grazie" (despuŔs S. Chiara), ubicado en la misma zona, y porel "Convento di S. Domenico" (1644) que con-serva lo srestos de la feudataria Dorotea.

 

 

.

PRECIOSO MONUMENTO DE LA ARTESANIA SOLOFRANA ES LA FUENTE DE LOS LEONES.

 

 

 
De Solofra se han destacado los siguientes nativos:
Francesco Guarini (1611-1651), expresi˛n de la pintura del seiscientos napolitano. Gregorio Ronca (1859-1911), que fuŔ protagonista de viajes de notable utilidad, y autor de descubrimientos cientýficos aplicados por la marina italiana. Giusippe Maffei, representativo autor de la magistratura Napolitana del S. XVIII, profesor y rector de la Universidad de Napoles, estudioso de las instituciones napolitanas, tanto que, aplic˛ hist˛ricamente, en una voluminosa e importante obra, todas las reglas y costumbres que habýan ido desarrollÓndose en el "Meridione". Se recuerda tambiŔn a los medicos Fasano (Riccardo, Andrea y Niccol˛), que en el S. XIV fueron expertos en medicina, en la corte "angioina" obteniendo para Solofra, importantes privilegios economicos. Onofrio Giliberti (1618-1665), matemÓtico astronomo y literato, que form˛ parte "dell'Accademia solofrana di Amene Lettere". Gabriele Fasano (1645-1689), sacerdote y literato que tradujo en Napolitano "La Gerusalemme Liberato del Tasso", participando en las relaciones literarias entre Napoles y Firenze. Costantino Vigilante (1685-1754), obispo de Caiazzo, di˛ una contribuci˛n al movimiento de renovaci˛n puesto en funcionamiento por Carlo III. Massimiliano Murena (1728-1781), jurista y fil˛sofo, autor de importantes obras del iluminismo napolitano. Matteo Barbieri (1746-1789), cultor de ciencias matemÓticas y autor de una escenciÓl obra de divulgaci˛n cientýfica: "Notizie storiche dei filosofi e matematici del Regno di Napoli". Felice Giannattasio (1759-1849), matemÓtico, astronomo y filosofo. Leonardo Santoro (1764-1853), medico y cirujano innovador. Antonio Giliberti (1809-1900), te˛logo y latinista, autor del "Pantheon Solophranum" en versos latinos, en el cual celebra las glorias locales. Felice De Stefano(1889-1936), ingeniero naval y director en la primera guerra mundiÓl.

  

 

 

Traduzione effettuata da Silvina Miretti e Karina Zurlo (Argentina)

 

.

 

 

 

M. De Maio, A las raices de Solofra, Avellino, 1997; Solofra nel Mezzogiorno angioino-aragonese, Solofra, 2000.

 

Envia un mensaje

Home page

La storia